POSTS RECIENTES 

FOLLOW ME:

  • Facebook Clean Grey

Beneficios de la educación emocional


Con las prisas del día a día (trabajar, comer, comprar, limpiar, médicos...) y casi sin darnos cuenta, dejamos de lado las emociones que sentimos a diario. Primero se nos olvida a nosotros como adultos, porque "no tenemos tiempo", pero lo que es peor, es que los pequeños también aprenden que las emociones no son importantes.

Pero si nos parasemos a pensar, ¿Realmente creeríamos que esto es así? ¿Alguna vez te has sentado a pensar la importancia que tiene la identificación y la expresión de las emociones independientemente de la edad que se tenga? ¿Alguna vez nos paramos a escuchar como nuestro cuerpo nos revela información acerca de nuestro estado emocional?

Desde el punto de vista psicológico, considero que es fundamental que los niños aprendan a reconocer y comprender sus emociones y así saber gestionarlas para poder controlarlas y que no sean las emociones quienes les controlen a ellos.

Cada vez, parece que la educación se ocupa más de esto, es lo que se conoce como "Educación emocional". Es una innovación educativa que responde a las necesidades sociales y emocionales de los niños. Hasta hoy, las materias académicas ordinarias se han centrado en potenciar los aspectos cognitivos de los niños, restándole importancia a los sentimientos de los alumnos.

¿Qué mas da si el niño tiene tiempo para jugar o para ser feliz si sabe inglés y tiene una media de 9?

La educación emocional quiere acabar con esta forma de percibir la educación. Es igual (o más) importante que un niño sepa reconocer sus propias emociones a que sepa multiplicar o el año en el que se fundó "x".

El objetivo de la educación emocional es el desarrollo de las siguientes competencias emocionales.

1) La conciencia de uno mismo: Es la capacidad de reconocer un sentimiento en el mismo momento en que aparece. Requiere estar atentos a nuestros estados de ánimo y reacciones (pensamiento, respuestas fisiológicas, conductas manifiestas...) y relacionarlas con los estímulos que las provocan. Por ejemplo; ¿Por qué lloro cuando estoy triste? ¿Por qué siento tanta rabia cuando no consigo lo que quiero?

2) La autorregulación: Este sería el siguiente paso; cuando tenemos conciencia de nuestras emociones tenemos que aprender a controlarlas. No se trata de reprimirlas, ya que tienen una función, sino de equilibrarlas. No tenemos que controlar que no aparezcan, sino controlar el tiempo que estamos bajo su dominio.

La capacidad de tranquilizarse uno mismo es una habilidad vital fundamental y se adquiere como resultado de la acción mediadora de los demás. Por ejemplo: Cuando estoy nervioso para tranquilizarme voy a respirar, contar hasta diez, cambiar de pensamiento, etc.

3) La motivación: Es la fuerza del optimismo, imprescindible para conseguir metas importantes. Por ejemplo: Si me encuentro con pocas ganas de estudiar voy a dejarme para después esa canción que tanto me gusta escuchar.

4) La empatía: es la experimentación del estado emocional de otra persona; la capacidad de captar los estados emocionales de los demás y reaccionar de forma apropiada socialmente. Es fundamental ser empático para poder relacionarte con los demás. Por ejemplo: Hoy mi amigo me ha hablado mal, en vez de enfadarme voy a pensar que igual es porque ha tenido un mal día.

Los beneficios del desarrollo de la inteligencia emocional cada vez son más obvios:

-Desarrollo de la empatía: La habilidad para comprender emociones se ha relacionado con la activación de sistemas de neuronas espejo, las cuales se ponen en marcha cuando un individuo realiza una acción, así como cuando observa una acción de otro individuo. Según algunos autores, este sistema sería fundamental para la empatía emocional y la comprensión del significado de las acciones ajenas, ya que nos permite sintonizar emocionalmente con los demás (Rizzolatti y Sinigaglia, 2006).

-Mejora la capacidad de atención y la capacidad reflexiva.

-Disminuye la posibilidad de la aparición de futuras depresiones y ansiedades. El progresivo conocimiento de las emociones les ayudará a adquirir la capacidad de poder regular la manifestación de la emoción y/o modificar un estado anímico así como su exteriorización.

- Mejora las habilidades sociales. A medida que el niño crece, las relaciones se amplían y se vuelven más complejas, requiriendo el desarrollo de más habilidades para relacionarse exitosamente. Entre las que se encuentran: expresar deseos y preferencias de forma clara, habilidad para no ser fácilmente intimidado por otros niños, expresar su frustración e ira de forma adecuada, mostrar interés por los demás, ofrecer ayuda a los demás cuando lo necesitan, etc

- Mayor calidad de sueño.

- Mejor autoestima y autoconcepto. El conocimiento de las emociones conlleva a un mayor autocontrol de las mismas. La capacidad de poder decidir cuando una emoción no está siendo positiva otorga al niño/a mayor seguridad en si mismo.

¿Qué puedo hacer como madre/padre?

1. Preguntarle cada día cómo está. ¿Cuántas veces al día le preguntas a tu hij@ cómo está hoy? A veces sin darnos cuenta nos preocupamos más por saber qué ha hecho en la escuela durante el día que en saber cómo se siente.

2. Dinámica de lo mejor y peor del día. A las familias que vienen a consulta les recomiendo este juego y la verdad que los resultados son muy sorprendentes. Durante la cena todos los miembros de la familia tendrán que contar lo mejor y lo peor del día.

3. No juzgar a tu hij@. Muchas veces los niños no hablan de lo que sienten por miedo a que se les riña o castigue y por vergüenza. Es más importante ofrecerles soluciones que castigarles o criticarles.

4. Neutralizar las emociones. Algunas emociones, como el enfado o la tristeza, están "mal vistas" socialmente. "No llores" "No te enfades que estás muy feo" son frases muy estandarizadas hoy en día. Además parece que el llanto se relaciona con la debilidad. Por ello, hay que neutralizar todas las emociones, porque cada una de ellas, en su justa medida, nos ayudan a conseguir una estabilidad psicológica.

5. Ver películas o leer cuentos relacionadas con las emociones.

6. Los papás también deben hablar de cómo se sienten. Los niñ@s aprenden por imitación. ¿Qué mejor espejo que tú mism@ para que tú hij@ aprenda a conocerse a sí mismo?

7. Motívale para que resuelva sus problemas, prestándole ayuda si lo necesita.

8. Toma los errores como parte esencial del aprendizaje y muéstrale confianza en sus capacidades para que vuelva a intentarlo.

9. Ayúdale a conocerse: sus gustos, deseos, necesidades, opiniones, limitaciones, etc.

10. Enséñale la importancia de respetar los gustos y las opiniones de los demás.

11. Ayúdale a poner palabras a sus emociones y anímale a expresar como se siente en diferentes situaciones.

#educaciónemocional #niñosfelices #disney #insideout #psicologiainfantil #emocionesinfantiles #inteligenciaemocional #autoestima #familias

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now